El Entorno Competitivo : Análisis de las Cinco Fuerzas – Parte 5

9 de enero de 2011

Cuestiones clave derivadas del análisis de las cinco fuerzas

El análisis de las cinco fuerzas puede usarse para entender los factores operantes en el entorno industrial de una Unidad Estratégica de Negocios (UEN), los cuales requieren que se les preste una particular atención a la hora de desarrollar una estrategia. Las siguientes preguntas permiten centrar el análisis.

¿Cuáles son las fuerzas clave que actúan en el entorno competitivo? Estas fuerzas pueden variar en función del tipo de industria. Para los fabricantes de productos alimentarios el poder de los minoristas será muy importante, mientras que para los productores de equipos informáticos el creciente poder de los productores de chips y el crecimiento de la intensidad de la competencia serán lo más importante.

¿Existen fuerzas subyacentes a las fuerzas competitivas? Un ejemplo seria la fortaleza competitiva de los productores de alta tecnología de bajo coste que es una amenaza para los productores de automóviles europeos y estadounidenses.

¿Es probable que cambien estas fuerzas? Y si lo hacen ¿cómo cambiarán? Un ejemplo claro son las empresas farmacéuticas que construyen fuertes posiciones en el mercado a partir de su primacía en el campo del marketing de fármacos registrados. Sin embargo, en muchos países la acción del Estado aumenta las presiones competitivas a las que se enfrentan estas empresas, obligándolas a replantear sus estrategias competitivas.

¿Cómo se comporta cada competidor frente a estas fuerzas competitivas? ¿Cómo son los puntos fuertes y débiles en relación a las fuerzas que actúan?

¿Qué pueden hacer los directivos para influir en las fuerzas competitivas que afectan a su UEN? ¿Se pueden crear barreras a la entrada, aumentar el poder sobre los proveedores o compradores, o encontrar formas de disminuir la rivalidad competitiva? Estas son preguntas relativas a la estrategia competitiva.

¿Algunas industrias son más atractivas que otras? Se puede asegurar que algunas industrias son intrínsecamente más rentables que otras ya que, por ejemplo, los compradores y proveedores tienen menos poder, o la entrada es más difícil. Por ende, el estratega empresarial puede utilizar el análisis de la industria para intentar identificar qué industrias son más o menos atractivas. No obstante, resulta peligroso suponer que las fuerzas que se identifican con este tipo de análisis sean determinantes del éxito de un negocio. Un ejemplo claro son los coreanos, que desean entrar en mercados tan poco atractivos como el químico, el de construcción de petroleros o el de automóviles, ya que creen que pueden lograr una ventaja competitiva que los demás no pueden conseguir, y que el éxito competitivo depende más de sus competencias concretas, que les proporcionan una ventaja competitiva, que de las características de la industria.

Fuente: "Dirección Estratégica" Johnson & Scholes


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Una buena herramienta para realizar el análisis del entorno específico de la empresa basándose en las 5 fuerzas competitivas de Porter es el MADE.

vivi dijo...

Considero un excelente aporte el articulo, es muy importante la administracion financiera tanto en el sector empresarial como personal, para efectivizar la gestion de nuestra economia, estas sugerencias me servira para mi proyecto de la carrera de Administracion bancaria que estoy frecuentando. Gracias por el aporte y esperare con paciencia otros tips. Saludos.

Alejandro Belmont dijo...

Considero que siempre debemos tener en cuenta las 5 fuerzas fundamentales para el negocio para una empresa que quiere superacion y conocer las maneras de como trabajar. Como es la competencia y que se puede lograr realizando obstaculos con las 5 fuerzas de porter.

atte.
alejandro belmont

Anónimo dijo...

Indique tres diferencias entre el marketing estratégico y el marketing operativo

revista empresarial dijo...

Me parece muy interesante la reflexión que se patenta en este artículo. Sobre todo es interesante conocer cómo se comporta el competidor ante las fuerzas competitivas para crear estrategias realmente efectivas, y por supuesto además de adaptarse a ellas hay que adaptarse a sus cambios.