Causas del fracaso de productos nuevos

27 de enero de 2010


La aceptación por el mercado de un producto nuevo no es siempre fácil. Hay muchos factores que pueden determinar el fracaso de un producto nuevo, y pueden agruparse en los siguientes:

  • El producto no satisface realmente una necesidad. Es una condición básica para que un producto se consolide en el mercado el que cubra una necesidad no satisfecha y que las ventajas que proporcione su utilización superen a los posibles inconvenientes, molestias o riesgos. Si bien mediante una fuerte presión publicitaria se puede llegar a lograr una aceptación temporal del producto, a la larga, el mercado rechazará un producto que realmente no necesite.


  • El producto no es percibido como un producto distinto. Si el nuevo producto es percibido como un producto similar a los que ya ofrece actualmente la empresa, puede producirse lo que se denomina un efecto de “canibalzación”, es decir, un mero traslado de los compradores de los productos actuales al nuevo producto, sin aumentar las ventas totales.
  • Sobreestimación de la demanda. Muchos fracasos en el lanzamiento de nuevos productos son debidos a un exceso de optimismo en las previsiones de ventas.
  • Mal diseño de la estrategia. Aún cuando el producto cubra una necesidad no satisfecha del mercado y su calidad sea la adecuada, puede fracasar su comercialización por una deficiente utilización de los demás instrumentos del marketing. Si el consumidor percibe que el precio es excesivo, no estará dispuesto a comprar el producto o lo comprará en menor medida. Si falla la distribución, por no poner al alcance del comprador potencial el producto en el lugar y momento adecuado y en cantidad suficiente, el consumidor se sentirá defraudado. Finalmente, si no se comunica suficientemente y de modo claro la existencia y ventajas del producto, el producto será ignorado.
  • Falta de experiencia o de conocimiento del sector y del mercado. El mal diseño o desarrollo de la estrategia o la sobreestimación de la demanda puede deberse a inexperiencia de la empresa en el producto o desconocimiento del sector y del mercado. Empresas muy competentes en los sectores en los que habitualmente actúan fracasan en otros sectores.
Evitando las causas de fracaso indicadas anteriormente pueden aumentarse las posibilidades de éxito de un producto. Por otra parte, una cuidada planificación en el lanzamiento de nuevos productos y la utilización de la investigación comercial para estimar el potencial del mercado e identificar los segmentos objetivo, pueden evitar muchas de las causas de los fracasos.

Fuente: “Marketing: conceptos y estrategias” Santesmases Mestre Miguel




6 comentarios:

Estudiante ADE dijo...

Lo que mencionas de la fuere presión publicitaria es totalmente cierto puesto que más adelante, el producto que no satisfaga las necesidades del comprado será solo algo temporal. Por cierto María llevo tiempo siguiendo tu blog, te gustaría un intercambio de enlaces? Espero tu respuesta en mi blog, un saludo y gracias!

Estudiante ADE dijo...

De acuerdo, gracias por el comentario María, yo ya te agregué a mi lista de enlaces, un saludo y seguiré pasándome por tu blog!

Anónimo dijo...

Entonces en los casos de Administrador de empresas, tienes que realizar un desarrollo organizacional del producto, mercado y marketing, para entonces evitar a lo que es la presion publicitaria y evitar que el producto no sea "pasajero". Fuiste muy precisa en los puntos anteriores. Saludos!!!
Osvaldo

servicios gastronomicos dijo...

Es muy cierto lo que dices sobre que el producto puede durar un tiempo por presión publicitaria. Esto demuestra que la publicidad no lo es todo, y que debajo de toda venta tiene que haber un acercamiento real al cliente, me refiero, que no debe verse al cliente como un infradotado, a la larga, las mentiras se descubren.

saludos.
buen post.

Lic. Maria Victoria Gallerano dijo...

Asi es. Un producto soportado solamente por publicidad no puede durar mucho tiempo en el mercado.
Gracias por comentar!!!!

Anónimo dijo...

Gracias por su excelente aportación, algunos productos lanzados al mercado fracasan porque no tienen una buena planeación o simplemente el producto o servicio no es innovador para que un producto tenga una buena aceptación debe ponerse en práctica una buena estrategia de posicionamiento, el precio debe ser correlativo al beneficio obtenido, los puntos de venta deben estar en el lugar indicado, se deben analizar nuestros costos, demanda, utilidades y ofertas así como las de nuestros competidores y lo más importante el producto y/o servicio debe ser de calidad puesto que su función principal debe ser satisfacer necesidades y deseos, en fin no solo hacen falta buenas ideas también debe haber planeación.