Indicadores Financieros para la Evaluación de Proyectos de Inversión – Segunda Parte

22 de septiembre de 2009

Este post tiene como objetivo aclarar algunas confusiones comunes que pueden surgir a la hora de evaluar un proyecto de Inversión. Si ya leyeron el post ”Indicadores Financieros para la Evaluación de Proyectos de Inversión” que publiqué unos días atrás, esto les va a servir para profundizar un poco más en ese tema.


Aclaraciones con respecto al armado de los flujos de fondos:

• Inversión Inicial: La Inversión Inicial se coloca normalmente en el periodo “0” como un egreso de fondos(es decir, con signo negativo). Y a partir del periodo uno se asignan los costos e ingresos de operación del proyecto. Puede ocurrir que la inversión se haga en varios periodos consecutivos , en este caso podremos tener periodo 0, 1 , 2 , 3.. etc, con signo negativo. También puede ocurrir que en un periodo X sea necesario hacer un reemplazo de equipos, o una ampliación, o cualquier otra inversión, por lo que en esos casos también podremos tener una inversión, durante la vida del proyecto, que puede transformar el flujo de ese periodo en negativo( si los ingresos no alcanzan a cubrir la inversión).

• Impuestos: Se deben tener en cuenta los impuestos, y principalmente, el impuesto a las ganancias. Hay que tener mucho cuidado con esto, porque no podemos calcular el % de impuesto sobre “ingresos – egresos” del flujo de fondo que estamos armando. La contabilidad se guía por el concepto de lo “devengado” y no de lo “percibido” como es el caso de los flujos de fondos. Así es que para calcular el impuesto a las ganancias debemos tener en cuenta los gastos no desembolsables (ej. Depreciaciones), las compras y ventas a largo plazo (en el flujo de fondo estos ingresos o egresos aparecen cuando entra o sale el dinero, en cambio, para la contabilidad el ingreso o egreso se produce cuando se produce la venta o compra, sea que se haya cobrado en ese momento o no).

• Capital de trabajo: No hay que olvidarse de la parte de inversión inicial que corresponde al Capital de trabajo. La mayoría de las empresas necesitan un stock mínimo para poder comenzar a opera, el cual se mantiene relativamente constante a través del tiempo. Esta inversión, también debe asignarse en el periodo 0 y, si es necesario, puede asignarse un poco más en los periodos siguientes si la empresa aumenta su nivel de stock, o puede disminuir si ocurre lo contrario.

• Préstamos y cancelaciones de préstamos: Antes de hablar de esto, vamos a hacer una aclaración conceptual. Cuando evaluamos un proyecto, podemos tener dos objetivos distintos: uno, determinar si el proyecto en sí es un buen proyecto, si es rentable comparativamente con otros. El otro objetivo puede ser determinar si es posible realizarlo desde el punto de vista financiero, es decir, si no nos vamos a quedar sin plata en algún momento de la vida del proyecto, si vamos o no a poder pagar los préstamos, etc. Para evaluar el proyecto en sí, para determinar si un proyecto es bueno o no, no se tienen en cuenta los prestamos y devoluciones de préstamos a la hora de armar el flujo de fondos, es decir, hacemos de cuenta que todo el capital es propio, por lo tanto no incluimos ingresos o egresos de fondos por préstamos. En cambio, si queremos evaluar el proyecto desde el punto de vista financiero (capacidad de pago del proyecto), entonces sí incluimos los flujos de fondos por préstamos obtenidos (signo positivo), amortizaciones de préstamos (signo negativo) e intereses (signo negativo). Para determinar si el proyecto es “financieramente” viable lo que se hace es calcular un flujo de fondo acumulado para cada periodo y ver si en algún periodo el flujo acumulado es menor a cero, en cuyo caso, el proyecto no será viable a no ser que se busque financiación para ese periodo.

Aclaraciones con respecto a la tasa de costo de oportunidad (To)

La única aclaración que quiero hacer con respecto a esto está relacionada con el último apartado del punto anterior. La tasa que vamos a tomar como base para calcular el VAN o para comparar con la TIR (lo que llamamos tasa de costo de oportunidad), dependerá del objetivo de la evaluación y de cómo estructuramos los flujos. Si tenemos como objetivo la evaluación del proyecto en , y por lo tanto, armamos los flujos sin incluir los flujos financieros, entonces la To que usaremos será la que explique en el post ” Indicadores Financieros para la Evaluación de Proyectos de Inversión”, que es la mejor tasa de rendimiento que podría obtener en un proyecto de similar riesgo que sea viable para el decisor. Si, en cambio, la evaluación se hace desde el punto de vista financiero, e incluimos los flujos por préstamos y devoluciones de préstamos en el flujo de fondos, entonces la To va a ser una tasa que representa el rendimiento que el inversor espera del capital que va a poner. Para determinar esa tasa, el inversor debe a tener en cuenta otras alternativas de inversión de su dinero de similar riesgo, y elegir la mayor como To para evaluar el proyecto en cuestión. Aquí entran a jugar otros factores de riesgo, por ejemplo, por un lado podemos decir que el inversor corre menos riesgo porque no aporta todo el dinero del proyecto, pero llega un punto (cuando casi todo el capital es prestado), en que el riesgo para el inversor comienza a subir por el riesgo a caer en imposibilidad de pago a sus prestamistas.

Aclaraciones con respecto a los indicadores financieros finales

Siguiendo con la división entre evaluación del proyecto en si (u operativa) y evaluación financiera, podemos hacer una distinción entre el significado del VAN, la TIR y el PR en cada uno de esos casos. Si estamos haciendo una evaluación operativa(o del proyecto en sí), el VAN que obtengamos como resultado final de la evaluación va a significar el valor que se le agrega a toda la inversión inicial (independientemente si fue obtenida por préstamo o fue capital propio del inversionista). En cambio, en la evaluación financiera, el significado del VAN va a ser el valor que se le agrega al capital propio del inversionista.
En el caso de la TIR, cuando hacemos una evaluación del proyecto en si, esta significa que rendimiento por periodo obtiene el total de capital invertido; en cambio, en la evaluación financiera, la TIR va a significar el rendimiento que obtiene el capital propio (lo que puso el inversionista).
En cuanto al PR (periodo de recupero), en la evaluación operativa, significa la cantidad de periodos necesarios para recuperar el total de la inversión. En la evaluación financiera el PR representa el tiempo necesario para que el inversionista recupere lo que puso (capital propio).

Finalmente les quiero dejar un ejemplo completo de como se evalúa un proyecto de inversión que realicé yo misma para aprobar una materia de la facultad. Se trata de un proyecto de Helicicultura (Cria de caracoles). Lo pueden descargar desde el siguiente enlace:



Lic. María Victoria Gallerano






1 comentarios:

emdikey dijo...

¿Pueden subir nuevamente el proyecto de Helicicultura (Cria de caracoles)?

Recomeindo que lo hagan a tres hosting distintos: Mediafire, badongo y depositfile.