El uso de loterías para reducir el ausentismo

3 de mayo de 2009

La administración puede diseñar programas para reducir el ausentismo utilizando la teoría del aprendizaje. Por ejemplo, New York Life Insurance Co. creó una lotería que premiaba a los em­pleados por su asistencia. Cada trimestre se colocan en una tómbola los nombres de todos aquellos empleados de la oficina matriz que no tienen faltas. En un trimes­tre típico, unos 4 000 de los 7 500 empleados de la compañía tienen sus nombres en la tómbola. Los primeros diez nombres que se sacan obtienen un bono de 200 dóla­res, los siguientes 20, un bono de 100 dólares y 70 más reciben un día de asueto pagado. Al final del año, se hace otra lotería para aquellas personas con 12 meses de asistencia completa. Se otorgan 12 premios: dos empleados reciben bonos de 1 000 dólares y diez más reciben cinco días de asueto con goce de sueldo.

Esta lotería sigue un programa de relación variable. Un buen récord de asis­tencia aumenta la probabilidad de que un empleado gane. Sin embargo, tener una asistencia completa no da seguridad de que un empleado se vea recompensado ganando uno de los premios. En consistencia con la investigación sobre los progra­mas de reforzamiento, esta lotería dio como resultado tasas más bajas de ausentis­mo. Por ejemplo, en sus primeros diez meses de operación, el ausentismo fue 21% menor que en el periodo comparable del año anterior.



0 comentarios: