El pago por salud y el pago por Enfermedad

3 de mayo de 2009

 La mayor parte de las organi­zaciones pagan a sus empleados durante los periodos de enfermedad, como parte del programa de prestaciones adicionales. Pero es irónico que las organizaciones con programas de pago por ausencias debidas a enfermedad tengan casi el doble de ausentismo que las organizaciones que no tienen tales programas.La realidad es que los permisos por enfermedad refuerzan el comportamiento equivoca­do: faltar al trabajo.

Las organizaciones deben tener programas que estimulen a los em­pleados a estar en el trabajo, desalentando las ausencias innecesarias. Cuando los empleados reciben diez días al año pagados de permiso por enferme­dad, es raro el empleado que no los utilice todos, sin importar si está enfer­mo o no. Esto sugiere que las organizaciones deben premiar la asistencia, no la ausencia.

Como ejemplo sobre este particular, una organización del medio oeste de Esta­dos Unidos implantó un programa de pago por salud que pagaba un bono a los empleados que no tenían faltas durante un periodo determinado de cuatro sema­nas, y pagaba por enfermedad sólo después de las primeras ocho horas de ausen­cia. La evaluación del programa por salud encontró que producía mayores ahorros para la organización, reducía el ausentismo, aumentaba la productividad y mejoraba la satisfacción de los empleados.

La revista Forbes usó el mismo enfoque para reducir sus costos de cuidados de la salud. Premiaba a aquellos empleados que se mantenían sanos y no presenta­ban cuentas médicas, pagándoles el doble de diferencia entre $500 y sus gastos mé­dicos. Así, si alguien no presentaba gastos en un año determinado recibía $1 000 ($500 x 2). Al premiar a los empleados por la buena salud, Forbes redujo sus cuen­tas médicas y dentales principales en más de 30 por ciento.

0 comentarios: