Marketing, satisfactor de Necesidades, Demandas o Deseos?

2 de abril de 2009

El marketing trata de satisfacer necesidades y deseos e identifica, crea, desarrolla y sirve a la demanda. Veamos que se entiende por necesidad, deseo y demanda.
La necesidad es una sensación de carencia de algo, un estado fisiológico o psicológico, que es común a todos los seres humanos, con independencia de los factores étnicos y culturales.
Un deseo es la forma en la que se expresa la voluntad de satisfacer una necesidad, de acuerdo con las características personales del individuo, los factores culturales, sociales y ambientales, y los estímulos del marketing. El deseo supone un acto de voluntad, posterior a la necesidad, pero de la cual no se deriva necesariamente. Se puede necesitar algo pero no querer satisfacer esta necesidad.
La demanda es una formulación expresa de un deseo, que está condicionada por los recursos disponibles del individuo o entidad demandante, y por los estímulos de marketing recibidos. Las necesidades son ilimitadas, pero los recursos, en cambio, son limitados, y el comprador tratará de asignarlos del modo que estime más conveniente para él.
Hay muchas necesidades distintas, que pueden ser satisfechas con productos diferentes, y un mismo producto puede satisfacer varias necesidades a la vez. El marketing actúa fundamentalmente sobre la demanda. Identifica, crea o desarrolla demanda, posibilitando que los deseos se conviertan en realidad. Además, como factor cultural que es, propio de una sociedad desarollada, contribuye también a orientar los deseos y canalizarlos hacia demandas efectivas. Pero no ha de crear necesidades artificiales. Éstas deben existir, bien de forma manifiesta o latente. Han de ser reales y no aparentes.
Aunque puede estimularse la demanda sin existir una necesidad previa, esta demanda será artificial, y acabará desapareciendo. Los posibles compradores terminarán rechazando lo que realmente no se necesita. El marketing ha de identificar las necesidades y, posteriormente, dar una respuesta efectiva a las mismas.

Fuente: "Marketing: conceptos y estratégias" Santesmases Mestre, Miguel

Para debatir

¿Estas de acuerdo con lo que el autor plantea? esto de alguna forma de quita el estigma que tiene el marketing de ser un influenciador e impulsor de consumos? o es solo una forma de cambiar el enfoque y argumentar que no crea necesidades, pero si deseos y demandas?

1 comentarios:

Juan Pablo Aronovich dijo...

En mi opinión la argumentación de Santesmases Mestre, Miguel, puede ser válida, es interesante el concepto de que la necesidades no se crean si no que son una carencia propia del individuo. El marketing actúa sobre lo que él denomina deseos y demandas, y aunque no genera nuevas necesidades si tiene un influencia en la forma en que las personas pretenden satisfacer dichas necesidades. Entonces, el efecto sobre la conducta de los individuos es evidente. Sería prudente que quienes tienen la posibilidad de trabajar con las herramientas de comunicación del marketing, quienes por el lugar que les ha dado una organización tienen a su disposición recursos para hacer una campaña, lo hagan teniendo en mente el efecto que sus acciones pueden tener en el resto de los individuos de la comunidad.