La Motivación del Personal

13 de abril de 2009

¿Qué es la motivación? Definiremos la motivación como la voluntad de ejercer altos niveles de esfuerzo hacia las metas organizacionales, condicionadas por la habilidad del esfuerzo de satisfacer alguna necesidad individual.

El esfuerzo es una medida de la intensidad. Cuando alguien está motivado, se dedica con ahínco a su meta. Pero con altos niveles de motivación es improbable obtener resultados favorables de desempaño de trabajo a menos que el esfuerzo sea canalizado en la dirección que beneficia a la organización. Por lo tanto, debemos considerar la calidad del esfuerzo como también la intensidad. El tipo de esfuerzo dirigido hacia las metas de la organización y que es consistente con éstas, es el que deberíamos buscar. Finalmente, trataremos la motivación como un proceso de satisfacción de una necesidad.

Una necesidad significa algún estado interno que hace que ciertos resultados parezcan atractivos. Una necesidad insatisfecha crea tensión que estimula el impulso dentro del individuo. Estos impulsos generan un comportamiento de búsqueda para encontrar metas particulares que, si se logran, satisfarán la necesidad y favorecerán la reducción de la tensión.

Por lo tanto, podeos decir que los empleados motivados están en un estado de tensión. Para aliviar esa tensión, ejercen un esfuerzo. Si el esfuerzo conduce a la satisfacción de la necesidad, la tensión se reduce. Pero ya que estaos interesados en el comportamiento en el trabajo, esta reducción de la tensión del esfuerzo debe también ser dirigida hacia las metas organizacionales. Cuando esto no ocurre, es posible que se tengan individuos que ejerzan altos niveles de esfuerzo pero que en realidad operen contra los intereses de la organización. Por ejemplo, algunos empleados por lo regular pasan mucho tiempo hablando con amigos en el trabajo a fin de satisfacer sus necesidades sociales. Existe un alto nivel de esfuerzo, solo que está dirigido en forma improductiva.

Primeras Teorías de la motivación

La década de los cincuenta fue un periodo fructífero en el desarrollo de los conceptos motivacionales. Tres teorías específicas se formularon durante este periodo, las cuales, aunque duramente atacadas y ahora cuestionables en términos de validación, son todavía probablemente las explicaciones mejor conocidas de la motivación del individuo. Estas son:

Desde entonces se han desarrollado explicaciones más válidas de la motivación, pero debería conocer estas primeras al menos por dos razones: (1) Representan la base sobre la cual se han desarrollado las teorías contemporáneas y (2) en la práctica, los gerentes por lo regular utilizan estas teorías y su terminología para explicar la motivación del empleado.

Teorías contemporáneas de la motivación

 Las teorías anteriores son bien conocidas, pero, desafortunadamente, no han salido bien libradas cuando se examinan más de cerca. Sin embargo, no todo está perdi­do. Varias teorías contemporáneas tienen un elemento en común: cada una tiene un grado razonable de documentación que apoya su validez. Desde luego, esto no significa que las teorías que vamos a presentar sean correctas y no estén sujetas a discusión. Las llamamos teorías contemporáneas, no porque necesariamente se ha­yan desarrollado en épocas recientes, sino porque representan la realidad de la ex­plicación de la motivación de los empleados. Estas son:

Fuente “Comportamiento Organizacional” Stephen Robbins

1 comentarios:

Anónimo dijo...

De mucha ayuda... gracias!! :)