Equipos autodirigidos y Descentralización como elementos básicos del diseño empresarial

5 de abril de 2009

La organización de los empleados en equipos que se dirigen a sí mismos es un elemento clave en prácticamente todos los sistemas de gestión de alto rendimiento.

Los miembros de un equipo autogestionado tienen mayor autonomía y libertad de decisión, lo cual se traduce en recompensas intrínsecas y satisfacción en el trabajo; también la mayoría de los estudios empíricos constatan que los equipos que se dirigen a sí mismos obtienen mejores resultados de su trabajo que los grupos supervisados de modo tradicional.

Los equipos ofrecen varias ventajas. En primer lugar, los equipos sustituyen el control jerárquico del trabajo por un control compartido con los demás compañeros del equipo. En lugar de que la dirección dedique tiempo y energía a controlar la fuerza de trabajo, los trabajadores se controlan a sí mismos. El control llevado a cabo por los compañeros de equipo suele ser más efectivo que la supervisión jerárquica. Alguien puede defraudar a su supervisor sin importare demasiado, pero es difícil que a un individuo no le importe defraudar a sus propios compañeros. Las organizaciones basadas en equipos también logran hacer sentir a todas las personas de la empresa que son ellas las responsables del funcionamiento y del éxito de la misma. Este sentido de la responsabilidad estimula mayor iniciativa y un mayor esfuerzo por parte de todos los involucrados.

Los equipos permiten que los empleados agrupen sus ideas para buscar soluciones mejores y más creativas a los problemas.

Otro aspecto a destacar, y tal vez sea el más importante, es que al sustituir el control jerárquico por el de los colegas, los equipos permiten la eliminación de capas jerárquicas y la absorción de tareas administrativas que antes llevaban a cabo especialistas, lo que significa ahorrarse los enormes costes de pagar personas cuya única ocupación es vigilar en cadena lo que hacen los demás.

Hasta las organizaciones en las que no es recomendable o posible trabajar en equipos se pueden beneficiar de una de las fuentes de éxito colectivo: la descentralización de la toma de decisiones, dejándola en mano de personal de primera línea que tienen el conocimiento y la habilidad de realizar acciones efectivas. Es importante darse cuenta que la aplicación con buenos resultados de programas de satisfacción de los clientes o de programas que utilizan las ideas y el conocimiento de los empleados requiere descentralizar la toma de decisiones y permitir que el personal en todos los niveles ejerza una clara influencia sobre las decisiones y los procesos empresariales.


Fuente "La Ecuación Humana" Jeffrey Pfeffer

0 comentarios: