Compartir la Información

11 de abril de 2009

La Participación de la información en un componente esencial de los sistemas de trabajo de alto rendimiento por dos razones. Primero, compartir información sobre aspectos tales como resultados financieros, estrategia y medidas operativas con el personal de una empresa establece una relación de confianza. El requisito previo del trabajo en equipo es la confianza. Por ejemplo, ¿Qué mejor manera de promover dicha confianza que eliminar una importante fuente de desconfianza como las conjeturas sobre lo que ganan los demás?, colocando listas con los sueldos y bonificaciones del año anterior de cada empleado.  Esta idea puede parecer extraña al principio, pero piense en su empresa. Cuando los sueldos son secretos, cuando llega el momento de los aumentos todo el mundo dedica tiempo y esfuerzos a tratar de averiguar lo que han recibido los demás y a compararlo con lo propio. Estas sutiles averiguaciones restan tiempo a otras actividades más útiles y además, la tendencia es asumir lo peor. La gente piensa que está peor de lo que realmente está y en todo caso, no tiene la suficiente información para confiar en el sistema retributivo o en el equipo directivo que lo aplica.

Una segunda razón para compartir la información es la siguiente. Ni siquiera un personal motivado y formado puede contribuir a resaltar los resultados empresariales si no dispone de información sobre las dimensiones importantes de la actividad ni sabe cómo usar e interpretar dicha información. Por ejemplo, el control de costes se logra (o no se logra) a nivel de individuo. Usted no será el que produzca a menor coste simplemente dictando órdenes desde su despacho. La mejor manera de controlar los costes es convencer a todo el mundo de que participe en el esfuerzo. Para ello tendrá que proporcionarle al personal las herramientas que le permitan tomar decisiones correctas.

Si compartir información es de sentido común, uno se podría preguntar por qué compartir información sobre resultados operativos y financieros no es una práctica más extendida. Una razón es que la información es poder, y si se comparte, el poder se disipa. Otra razón para no compartir información es el temor de los directivos que la información se filtre a la competencia, creando así una desventaja para la empresa

1 comentarios:

linkmk dijo...

Tu post refleja muy bien una situacion en las empresas. pero la conclusion me deja un poco confundido.

yo trabajo administrando los sistemas de una empresa que tiene serios problemas de comunicacion interna. y en pos de una transparencia y aumento de coordinacion quiero implementar un sistema tipo chat grupal que nos ayude a centralizar la informacion pero primeor tengo que vencer esos prejuicios a compartir la informacion..

¿es bueno o es malo compartir informacion?