Contratación Selectiva de Personal

31 de marzo de 2009

Las empresas que son serias en sus propósitos de obtener beneficios a través de su personal harán los esfuerzos necesarios para asegurarse ante todo de que contratan al personal adecuado. Para ello es necesario que hagan varias cosas. En primer lugar, la empresa necesita contar con un buen archivo de candidatos de entre los que elegir. En segundo lugar, la empresa necesita saber claramente cuáles son las habilidades y capacitaciones necesarias para los solicitantes de un puesto. La noción de encontrar “buenos empleados” no es muy útil; las empresas deben ser tan específicas como sea posible en la definición de los atributos que busca. En tercer lugar, las habilidades y capacitaciones contratadas deben ser cuidadosamente consideradas, puesto que deben estar en consonancia con los requisitos específicos del puesto y con el enfoque de mercado de la empresa. La simple contratación de “la persona mejor y más brillante” no tiene por qué ser lo más adecuado en todas las circunstancias. En cuarto lugar, las empresas deberían filtrar claramente los atributos primordiales que son difíciles de cambiar a través de la formación y deberían destacar las cualidades que realmente diferencian a los integrantes del grupo de solicitantes. Una comprensión importante del proceso de selección proviene de aquellas empresas que tienen tendencia a contratar más considerando las habilidades y aptitudes básicas que la formación técnica específica de los candidatos, algo que se adquiere más fácilmente. Los directivos sofisticados saben que es mucho más barato seleccionar basándose en las características que son difíciles de cambiar y formar al personal en aquellos comportamientos o en aquellas habilidades que son más fáciles de adquirir.

Las empresas que son serias en su selección de personal hacen pasar a los candidatos por varias rondas de entrevistas y un riguroso proceso de selección. Un proceso de selección más largo tiene varios resultados. Primero, asegura que los que lo han superado han sido cuidadosamente estudiados. Segundo, asegura que los que finalmente son contratados desarrollen su compromiso con la empresa, porque si realmente no desean ese trabajo, no pasarían por un proceso tan largo y riguroso. Tercero, este tipo de proceso alienta el sentimiento de los que son finalmente seleccionados de que son parte de un grupo especial, cosa que hace que entren a la empresa con un alto nivel de motivación.

En la medida de lo posible, se debería involucrar a los directores de mayor antigüedad para resaltar la importancia del proceso de selección.

Finalmente, el proceso debe ser cerrado y completado mediante la valoración de los resultados de la selección.

Fuente "La Ecuación Humana" Jeffrey Pfeffer

1 comentarios:

CICAPP Consultoria dijo...

Ofrecemos en México los Cursos de Técnicas de Entrevista para Contratación aplicando el método Reid.
www.cicapp.net
¡Estamos a sus órdenes!